Tutiempo.net
¿Cómo será recordada Cristina? ¿Cómo será recordada Cristina?
Por Osvaldo Pepe La película “Mussolini, último acto” (1974, dirigida por Carlo Lizzani) narra los días previos al fusilamiento del dictador fascista, su impotencia... ¿Cómo será recordada Cristina?

Por Osvaldo Pepe

La película “Mussolini, último acto” (1974, dirigida por Carlo Lizzani) narra los días previos al fusilamiento del dictador fascista, su impotencia y orfandad en el ocaso del poder. En una escena de antología, el arzobispo de Milán, cardenal Schuster, interpretado por Henry Fonda, le suelta la mano al Duce con una frase gélida a través del teléfono: “Lo siento, ya no puedo hacer nada”. No tenía cómo garantizarle el paso por la frontera a Suiza para allanarle la huida. El cardenal corta la llamada y, pensativo, le pregunta a un asistente con relación a Mussolini: “¿Cómo será recordado”? Escucha como respuesta: “Como el hombre que hizo que en Italia los trenes llegaran a horario.” Cristina Kirchner y el kirchnerismo, a juzgar por las ollas que se van destapando y dejan al desnudo el hedor de la corrupción, ni siquiera podrán acreditar ese mérito. En verdad, serán atormentados siempre por la espantosa memoria de los 52 muertos y más de 700 heridos de la formación 3772 de la línea Sarmiento que sembró la estación Once de desidia, corrupción y muerte. Nadie recordará los horarios de los trenes de la era K, sino una política ferroviaria sostenida, como tantas gestiones de su gobierno, por el entramado corrupto de subsidios y retornos, dinero lavado y/o mal habido, que ya tienen una primera condena de cárcel en la Justicia, entre otros para Jaime y Schiavi, íconos del kirchnerismo más inescrupuloso.

Eso sí: a pesar del empeño filo fascista de algunos compadritos ultra K en los días dorados del poder, sería injusto equiparar al kirchnerismo con el fascismo. No se animaron a tanto. El simbolismo de la política radica en que ya no manejan ni poder ni plata pública. Y sin eso no son nada. Se puede ver en la tormenta judicial que salpica a la ex presidenta vía Lázaro Báez y Cristóbal López (ver pág. 3) sus socios comerciales en emprendimientos bajo grave sospecha de corrupción y con la Justicia mordiéndoles los talones.

Bolsas de plata sucia con millones de dólares en una financiera K, imposibles de negar luego del video de Telenoche. El juez Casanello que salió de su siesta y citó a indagatoria a Lázaro Báez, su hijo y su contador, entre otros, para investigar, se supone que ahora en serio, la ruta del dinero K. Aníbal Fernández que ya fue procesado por sobreprecios en el Plan Qunita. Muchos “trenes” fuera de horario pasan demasiado cerca de Cristina.

En tanto, el juez Bonadio la espera el 13 de abril para su debut en tribunales por las ventas de dólar a futuro, una maniobra que le habría costado al país unos $ 60.000 millones. La ex Presidenta desoyó alertas por el lavado de $ 900 millones de Lázaro y miró para otro lado mientras Cristóbal, con plata que retaceaba a la AFIP, levantaba el imperio mediático K, hoy en ruinas. ¿Se preguntará algún obispo cómo será recordada?

No hay comentarios aún.

Sé el primero en dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *