Tutiempo.net
Chocobar: qué dice el instructivo de defensa policial que defiende el Gobierno Chocobar: qué dice el instructivo de defensa policial que defiende el Gobierno
“Luis Chocobar actuó correctamente, hizo su trabajo”. La evaluación ante Clarín la hace Matías Lobos, subsecretario de Capacitación, Formación y Programas del Ministerio de Seguridad... Chocobar: qué dice el instructivo de defensa policial que defiende el Gobierno

“Luis Chocobar actuó correctamente, hizo su trabajo”. La evaluación ante Clarín la hace Matías Lobos, subsecretario de Capacitación, Formación y Programas del Ministerio de Seguridad de la Nación. Es, en otras palabras, el responsable de la preparación de los policías, y una de las cartas que se jugará la defensa del agente de la Policía Local de Avellaneda para argumentar que actuó en un correcto “cumplimiento del deber”.

Caso Chocobar: qué dice el instructivo de defensa policial que defiende el Gobierno

El presidente argentino, Mauricio Macri recibió al policía Luis Chocobar.. Foto Presidencia

Lobos dice haber visto las imágenes completas de lo que sucedió el 8 de diciembre, cuando el agente de la Policía Local de Avellaneda disparó contra Juan Pablo Kukoc, uno de los ladrones que atacó al turista estadounidense Joe Wolek en La Boca.

La difusión de una secuencia de esas imágenes fue, precisamente, lo que desató una andanada de críticas hacia el Presidente por haber recibido a Chocobar en la Casa Rosada y decirle que estaba “orgulloso de que haya un policía” como él.

Sin embargo, para Lobos, que está a cargo del “Sistema Nacional de Formación Policial”, que fija los programas de entrenamiento y capacitación de todas las fuerzas policiales del país, Chocobar “actuó correctamente” porque siguió el instructivo “de defensa policial” que le brinda la fuerza.

“No se puede sacar una conclusión por una parte del video, hay que ver todo el hecho completo. También que el cuchillo es un arma letal. Y tiene el mismo nivel de letalidad que un arma de fuego. Está comprobado que el nivel de peligrosidad en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo es el mismo. Por eso a los efectivos les recomendamos que no intenten reducir a alguien que tiene un cuchillo y está decidido a usarlo”, indica el funcionario que responde a la ministra Patricia Bullrich.

¿Pero eso habilita a que se le efectúe un disparo por la espalda? ¿Cumple con los requisitos de “legítima defensa” que establecen los incisos 6 y 7 del artículo 34 del Código Penal?

En efecto, para la Justicia el caso es diferente: el juez de Menores Enrique Gustavo Velázquez procesó a Chocobar por “homicidio gravado” y lo embargó por 400 mil pesos.

El juez se basó, en parte, en las imágenes de las cámaras de seguridad. Algunas de ellas se filtraron la semana pasada. Un video muestra un momento posterior al robo y ataque a puñaladas de Kukoc a Wolek.

En la toma, Kukoc aparece huyendo y, unos instantes después asoma Chocobar, quien, con el delincuente de espaldas, dispara a la carrera y lo derriba.

Lobos evita referirse a una causa en trámite pero advierte: “Kukoc ya había demostrado que estaba dispuesto a hacerlo. Había apuñalado diez veces a una persona”.

La defensa “técnica” del accionar de Chocobar que hace Lobos tiene que ver con lo que días atrás, en diálogo con Mitre, planteó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich: “La defensa va a plantear una cosa muy concreta: no es legítima defensa, es cumplimiento del deber de funcionario público”.

A la defensa de Chocobar, el Ministerio de Seguridad le pondrá a disposición los manuales de instrucción policial que establecen cómo deben actuar los efectivos ante determinadas circunstancias. Clarín accedió a uno de los documentos, que plantea lo que esta mañana, en Radio Con vos, expuso Bullrich respecto al accionar del agente.

En el instructivo, al que aludió Bullrich y consta de 148 páginas con diversas pautas de intervención que deben cumplir los efectivos, hay un capítulo que se refiere a las técnicas de defensa ante personas armadas con cuchillos. ¿Chocobar cumplió con su deber?

Qué dice el instructivo:

“Enfrentarse a una persona armada con un elemento punzo cortante es extremadamente peligroso y puede ser potencialmente mortal”. Por ello, se sugiere realizar el siguiente protocolo:

a) Mantener una distancia mínima de 6 mts. del agresor armado empuñando su arma de fuego.

b) De no poder mantener esa distancia, usar armas no letales o de letalidad controlada como el PR-24 o el bastón rígido policial, gas pimienta, etc. para equiparar un posible ataque.

c) Si no dispone de armas no letales o no tiene tiempo de acceder a ellas, buscar cualquier elemento que pueda interponer con el agresor, como una silla o elementos para obstaculizar el ataque.

d) Como última instancia usar la defensa física teniendo en cuenta que frente a un profesional en el uso de estos elementos, no hay técnica posible para enfrentarlo ya que el nivel de riesgo es alto”.

Clarin

No hay comentarios aún.

Sé el primero en dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *