«Hola, soy Sandra Palacio te escribo para que tu también recibas tu ayuda de parte del Gobierno. Apresúrate antes de que se agoten esto nos servirá de mucho», es uno de los tantos mensajes con lo que se busca estafar a quienes buscan obtener la tarjeta Alimentar, con la que se garantizan hasta $6.000 para la compra de víveres para familias con hijos menores de seis años.