Tutiempo.net
Crimen en Ingeniero Budge: el celular del empresario se activó por última vez en General Rodríguez Crimen en Ingeniero Budge: el celular del empresario se activó por última vez en General Rodríguez
«El teléfono celular registra su último movimiento ahí alrededor de las 18 horas», comentó una fuente de la causa que investiga el asesinato de... Crimen en Ingeniero Budge: el celular del empresario se activó por última vez en General Rodríguez

«El teléfono celular registra su último movimiento ahí alrededor de las 18 horas», comentó una fuente de la causa que investiga el asesinato de Fernando Pérez Algaba.
Los investigadores determinaron que el teléfono celular del empresario Fernando Pérez Algaba, quien fue hallado descuartizado dentro de una valija arrojada a un arroyo de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, se activó por última vez en el partido de General Rodríguez el 18 de julio último, el mismo día en el que se encontró allí con dos amigos para cobrarles una deuda.

Además, los investigadores levantaron dos muestras de la camioneta Range Rover Evoque blanca, en la que se movilizaba Pérez Algaba antes de ser asesinado, que ahora analizarán para ver si se trata de sangre y, en ese caso, si pertenece a la víctima.
«Lo último que tenemos es que se juntó con dos exsocios y examigos y que el teléfono celular registra su último movimiento ahí alrededor de las 18 horas», detalló un vocero judicial con acceso a la causa a Télam, al referirse al campo de General Rodríguez inspeccionado por los investigadores, donde Pérez Algaba, apodado «Lechuga», mantuvo un encuentro el 18 de julio con Nahuel Vargas y con Maximiliano Pilepich, un hombre vinculado al rubro de la construcción que le había prestado la camioneta Range Rover modelo 2012, que el empresario empleó para movilizarse los días previos a su asesinato.

Fue precisamente Pilepich quien el viernes, casi una semana después del hallazgo de los restos de la víctima, entregó el rodado a la policía de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora.

Esos dos hombres, al declarar días atrás como testigos en la causa por el homicidio que lleva adelante el fiscal 5 de Lomas de Zamora, Marcelo Domínguez, admitieron haberse encontrado con Pérez Algaba cerca de las 17.30 o 18 de ese martes 18 de julio para terminar de saldar una deuda de 150 mil dólares que habían contraído con él.

Según sus dichos, revelados por los pesquisas a Télam, «Lechuga» concurrió a bordo de esa camioneta hasta General Rodríguez, donde se encontró con Vargas y con Pilepich, que lo aguardaban en otro auto.

Allí, Pérez Algaba habría recibido 60 mil dólares de esa deuda, los otros 90 mil ya se los habían pagado en una escribanía de Castelar, y, tras ello, le devolvió la camioneta a Pilepich, que se retiró con Vargas del lugar, uno en cada vehículo.

Para los investigadores, lo que pasó luego es el gran enigma del relato de Vargas y de Pilepich, hasta ahora testigos en la causa.

Los dos hombres, quienes en febrero pasado habían denunciado tras un altercado a «Lechuga» por amenazas, aseguraron que el empresario les dijo que se quedaría esperando que alguien lo pasara a buscar, por lo cual se retiraron en la Range Rover.

Ese fue la última vez que Pérez Algaba fue visto con vida y que su teléfono celular se activó, añadieron los voceros, quienes no obstante aclararon que aún resta llevar adelante diversas diligencias y que no cuentan con evidencia suficiente que permita concretar nuevas detenciones en la causa, más allá de la de la mujer trans apresada por ser la dueña de la valija en la que fue hallado el cuerpo descuartizado del empresario.

En las últimas horas se sumó a la causa el testimonio de un amigo de Pérez Algaba, quien relató a los pesquisas que el empresario estaba acorralado por deudas y que el 19 de julio, un día después del encuentro de General Rodríguez, planeaba abordar un vuelo rumbo a Barcelona, España, dijeron las fuentes a Télam.

En tanto, este martes por la mañana comenzaron los peritajes sobre la camioneta de Pilelich, en la cual los peritos hallaron dos manchas que ahora serán analizadas para intentar determinar si son hemáticas y, en ese caso, si pertenecen a Pérez Algaba.

Además, expertos en tecnología de la Policía de la Ciudad comenzaron a trabajar sobre la tablet del empresario descuartizado, que había sido secuestrada en el departamento que alquilaba en el partido de Ituzaingó.

También se realizó un peritaje sobre las prendas de vestir de Alma Nicol Chamorro, la mujer trans detenida como partícipe secundaria del crimen de Pérez Algaba, ésta última diligencia, en la sede de la Policía Científica de Lanús, ubicada en la calle Juncal y Salta, de esa localidad del sur del conurbano bonaerense.
Fuente: Minutouno

No hay comentarios aún.

Sé el primero en dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *